La destilación es el procedimiento mediante el cual los fermentos son separados, por calor y presión en productos de riqueza alcohólica (tequila) y vinazas, que son desechadas. Normalmente se realizan en alambiques de cobre o acero inoxidable, o incluso en torres de destilación continua.

 

En la elaboración del tequila son necesarias dos destilaciones: la primera, llamada destronamiento, y la segunda, rectificación.

 

El tequila que se recibe del destronamiento o primera destilación se llama “tequila ordinario”, y tiene una gradación alcohólica de alrededor de 20%. Y se eliminan los productos indeseables, con lo que se obtiene el tequila blanco, una bebida transparente y pura.

bandera_espanol_interiorbandera_ingles_interior